Has leído bien… En holanda se construyen carriles para bicicleta con papel higiénico usado. Bajo un proyecto piloto de dos años llamado Cellvation, la planta de tratamiento de aguas residuales de Geestmerambacht cerca de Alkmaar, le ha dado un uso significativo al papel sucio.

La planta holandesa ahora utiliza un tamiz industrial para tamizar a través de las aguas residuales y recoger el papel higiénico desechado, consiguiendo 400 kilogramos de celulosa, la fibra natural encontrada en el papel higiénico.

Lectura recomendada  La Estrella de la Muerte, que es tetera y taza

Esa celulosa se esteriliza y se convierte en “material esponjoso”, que se utilizan para hacer aislamiento o botellas y carriles bici.

Carlijn Lahaye, directora general de CirTec, una de las dos compañías detrás del proyecto Cellvation, afirma que como los holandeses utilizan rollos de lujo, eso significa que la celulosa que se obtiene es de primera calidad.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This