Si casarse, ya trae consigo un millón de dudas, organización y un largo etcétera, casarse embarazada puede complicar un poco la situación. Pero, tranquilas porque traemos algunas de las claves que debes tener si te encuentras en esta situación.

Comencemos por el principio: ¿debes anunciar que estas embarazada? Es una decisión muy personal, tuya y de tu pareja, por su puesto, y varía también dependiendo de lo avanzado que pueda estar el embarazo. Por norma general, siempre se ha recomendado no anunciar el embarazo hasta pasado el primer trimestre de este, pero es decisión totalmente tuya, no es ningún secreto.

En el caso de que decidieras anunciarlo, una buena idea y para aprovechar la ocasión de casarse embarazada es hacerse con alguna idea original como por ejemplo, proyectar un vídeo sobre la historia de amor y terminarlo con alguna imagen que los invitados puedan relacionar con que pronto, serán uno más en la familia.

¿Y el vestido? Te estarás preguntando, puedes estar tranquila, y es que no es ninguna catástrofe. Nuestro consejo es que informes de la situación al atelier o boutique donde te estén haciendo el vestido; seguro que sabrán las medidas y los cambios que se ha de realizar. Y por favor, quita ahora mismo la idea de tu cabeza de que tendrás que lucir un vestido feo solo por el hecho de casarse embarazada.

Lectura recomendada  Usos y propiedades de la piedra de alumbre

Si casarse embaraza no es tu idea preferida, no te hace especial ilusión, y vas a optar por disimular el embarazo, la opción perfecta para ti es un vestido de corte imperio, que se ajuste en el pecho y fluya en el resto del traje. Otra opción para casarse embarazada y que no se note mucho son los vestidos tipo túnica, que caen desde el cuello hasta los pies y no marcan en absoluto la silueta.

En caso contrario, si lo que quieres es lucir y presumir tu embarazo, te recomendamos un vestido con corte sincera, que se ajustará perfectamente a tu figura.

Ahora que ya sabes algunos modelos de vestidos perfectos para casarse embarazada, vamos a decirte algunas de las cosas con las que debes tener cuidado. Es importante que tomes alguna precaución en lo que al día de la boda se refiere ya que seguro, que ese día no vas a contar con la misma fuerza con la que contarías de no estar embarazada. Deberás intentar pasar sentada el mayor tiempo posible durante el banquete, así reservarás las fuerzas para el baile; en el que por desgracia, no podrás darlo todo pero seguro que disfrutas mucho.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This