Sentirse bien con uno mismo es importante, y no solo a nivel emocional, también a nivel físico. La cirugía plástica se encarga de corregir o mejorar la apariencia de algunas partes del cuerpo.

Y si hay una zona corporal especialmente importante para la mujer es el pecho. En este caso, nos centramos en una parte muy concreta, los pezones, los cuales pueden requerir de una intervención de cirugía plástica, ya que sea porque son demasiados grandes o están invertidos.

La cirugía plástica del pezón puede ser la solución a un problema que va más allá de una cuestión estética, afectando incluso a la autoestima.

¿Qué es?

La cirugía plástica de pezones se recomienda para corregir las irregularidades o anormalidades de la esta zona de la mama (la parte sobresaliente que está rodeada por la areola, la zona pigmentada), tales como pezones invertidos (en el caso de la mujer puede generar dificultades durante la lactancia materna), pezones de tamaños diferentes o demasiado grandes o abultados.

Un problema que, aunque es cierto que es más común en las mujeres, también puede darse en los hombres. Será el cirujano el que tendrá que valorar cuál es la cirugía más adecuada para cada caso y cuáles serían los resultados.

Lectura recomendada  Encontrarme con mi ex

Tipos

Reducción del pezón

El pezón no solo aumenta de tamaño durante la adolescencia, sino también durante el embarazo y la lactancia, y no siempre recupera su forma y apariencia anterior.

En el caso de los hombres, un pezón demasiado grande puede estar asociado a la denominada ginecomastia, agrandamiento excesivo de las glándulas mamarias masculinas. También se actúa sobre el pezón en el caso de otros tipos de cirugías, como la maxtopexia o levantamiento de senos (se recoloca quirúrgicamente el pezón en las mamas descentradas o muy caídas).

Pezones retraídos o invertidos

Es un problema más frecuente entre las mujeres (en la mayoría de los casos es un problema congénito) y puede afectar a uno o a los dos pezones. En algunos casos puede ser algo más que un problema estético, ya que se asocia con mayor riesgo de mastitis durante el embarazo.

En toda operación de cirugía hay que tener en cuenta siempre los posibles riesgos que pueda conllevar, por mínimos que sean. Entre las complicaciones que pueden darse en la cirugía plástica de pezón se incluyen daños en el tejido, infección, hemorragia, reinversión del pezón, pérdida de sensibilidad. La mayoría de estas complicaciones se pueden corregir con una intervención complementaria.

Vía: Ella Hoy

[do_widget id=text-15]


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This