Una vez más la famosa astróloga argentina Ludovica Squirru viene con sus predicciones para cada animalito de la jungla del horóscopo chino para el Año Nuevo, que está dominada por el gallo.

Será un año para tener una nueva conciencia para todo en su vida, junto con muchas posibilidades en diferentes ambientes.

Este es un resumen signo a signo de su nuevo libro best seller que ya está a la venta en las mejores librerías:

Horóscopo chino 2017

Llega el año del gallo de fuego y se manifiesta como una moneda de oro que aparece entre la tierra; a muchos les traerá buena suerte y a los que no, les traerá por lo menos algo de cambio para completar el gasto del día. Cada doce años, el gallo nos quita los nubarrones de pesimismo y nos alimenta el ego deprimido. Nos sentimos con ánimo de disipar las mentiras, elevar nuestras voces, orar, meditar, cantar. ¿Querés saber qué será del destino de cada uno de los animales del horóscopo chino 2017?

Por  Ludovica Squirru Dari

El año del gallo de fuego empieza el 28 de enero de 2017 y será una continuidad purificadora del año del mono que nos dejará envueltos en llamas.

El gallo de fuego es el signo de los líderes, de los soñadores, de los hiperrealistas que nos despabilan, alumbran, guían, informan, sanan, conducen hacia la cruda realidad a pesar de que siempre ponen poesía, cultura y alegría en lo que hacen.

Habrá muchas marchas por la paz, por la defensa de los derechos de la mujer, el femicidio, en contra del maltrato a menores, crecerá el compromiso en temas como el cambio climático, planes de salud, informática, encuentros intercontinentales, organizaciones humanistas para refugiados, desamparados, heridos de guerra y excluidos sociales.

El gallo es un ser altruista y samaritano. Sabe escuchar y aportar soluciones eficaces. En cada ser humano brotará una semilla de conciencia ante tanta injusticia, y germinará lenta pero segura. Se afianzarán alianzas nuevas entre países y se disolverán otras que parecían eternas. El mundo buscará equilibrar la pasión y la razón y surgirán maestros entre los niños abiertos a unir lazos sistémicos en cada comunidad.

Predicciones signo por signo

Rata: 

La rata seguirá con la buena racha de los últimos años, solo que deberá aprovechar este del mismo modo que narra la historia de José y el Faraón: es temporada de vacas gordas, por lo que hay que prevenir las eventualidades del año 2018, que no será tan fructífero. El tiempo del influjo es penetrante y de gran importancia para afianzar vínculos con el prójimo. Este año podrá invertir, enamorarse y crecer sin nubarrones en el horizonte. ¡Adelante!

El año del gallo las encontrará en pleno «influjo», y este hexagrama abarca desde las relaciones cósmicas hasta las de padre-hijo, hombre-mujer, noble e innoble, príncipe y servidor. La rata tendrá que comprometerse con alguna función que creyó podría saltearse, esquivar o manejar haciendo zapping dentro de la gama infinita de relaciones que tiene en su multifacética existencia.

El tiempo del influjo es penetrante y de gran importancia para afianzar vínculos con el prójimo.

La rata es un signo dependiente, pero a veces olvida los roles de jerarquía, de respeto, de orden que observan los chinos dentro y fuera de la familia. El gallo no es afín al roedor, sin embargo hay una admiración secreta entre ambos. Marcan la cancha con distinto estilo, algo que irrita al otro. El año tendrá momentos up, down, épocas de avance y retroceso. Podrá planificar esta etapa con madurez y contará con la ayuda del zoo.

Su decisión de salir de la madriguera hacia un nuevo lugar o ámbito tomó envión en el año del mono, y aunque sufrió embates legales, económicos y políticos, supo que su amigo simio le daría la llave para acceder a un nuevo paradigma. Su vocación encontrará eco durante el año del gallo y podrá dar con socios idóneos y entusiastas para seguir con sus planes.

Se dedicará a mejorar su casa con feng shui, o la reciclará invirtiendo en tecnología y con créditos que llevará adelante.

Búfalo

Bienvenidos al inicio del año del gallo –su amigo, socio, cómplice y patrocinador–, el 28 de enero de 2017. ¡¡Qué alivio!!

El año del mono los mandó a Ganimedes y pudieron cursar las materias extragalácticas, entre el supra y el inframundo, y volver lentamente a la 3D, primero con los seis cuerpos y luego con el físico. El buey sabe que para él las pruebas son siempre difíciles, llenas de obstáculos, imprevisibles y complicadas. La paciencia china es su mejor virtud. Por eso, entre las decisiones del último tramo del año del mono hacia el inicio del año del gallo debió «transigir», aceptar que está viviendo una etapa complicada en las relaciones afectivas, y que deberá ser consciente de las consecuencias.

El amor es el punto más vulnerable para este signo que admite (a cualquier edad) ser seducido, atrapado, enganchado velozmente por quien busque su protección y estabilidad.

El i ching aconseja:

Cuidado con dejar entrar fuerzas vampíricas en tu vida. Acepta, pero vigila. El gallo traerá fuentes de inspiración y renovación al buey, y le abrirá nuevos caminos y oportunidades.

Su espíritu estará libre y podrá elegir qué paso dar y con quién. En cada etapa, sin interferencia de terceros, resolverá situaciones legales, juicios, herencias, y tendrá la pradera sin trabas para pastar con el zoo en armonía. A través de su participación en ONG, fundaciones, grupos de trabajo en la comunidad de los hombres logrará convocar a personas para desarrollar su vocación, aptitudes, talento, y darlos a luz.

Estará entusiasmado en participar en la comunidad de los hombres con puestos políticos, y es recomendable que esté atento «a las tentaciones del diablo». Su mayor realización será ver crecer a su familia, mantener un diálogo más fluido e integrar a los ex y a los nuevos amores de la tribu. Viajará al exterior con honores, becas o alguna gestión artística, pudiendo establecer relaciones diplomáticas, científicas y humanistas que le permitirán un ascenso en su profesión.

Tigre:

Queridos felinos, reyes de la tierra:

Imagino el fin del año del mono en sus aventuras por la selva deseando que estén fortalecidos por la experiencia de cambiar las rayas de la piel y la cosmovisión para continuar adaptándose al compás que les marcará el año del gallo.

Si bien hay cierta empatía, atracción y admiración mutua, el orden y la disciplina militar del gallo apabullan al tigre en sus decisiones de libertad y modus operandi. Por eso el i ching les aconseja que sean sabios y se adapten al tiempo sin rebeliones ni segundas intenciones.

Es bueno que puedan seguir a un líder, un amor, un socio, una hermana que necesita ser escuchada con liviandad del ser.

El espíritu del tigre estará subordinado al tictac del gallo, que lo inspirará para nuevas ideas, trabajos, sociedades, ONG, redes de comunicación en las que podrá desplegar su pasión por el arte, los trabajos humanitarios, los riesgos en viajes en los que será desde paracaidista hasta el responsable del operativo y la misión. El tigre estará felizmente domesticado, más considerado por maestros y discípulos que lo escucharán con atención y pondrán en marcha sus ideas innovadoras. El felino pasó duros trances en el año del mono y necesita volver a la sabana con placidez, tiempo para el ocio creativo, para mantener cerca a la manada compartiendo juegos, travesuras y rock and roll.

Durante el año del gallo concretará proyectos que tenía stand by, postergados, encajonados, sin futuro en lo inmediato. Podrá reconciliarse con sus zonas erróneas, sus íntimos enemigos, sus parientes cercanos. Las expresiones fluir, soltar, no manipular, esperar las oportunidades son las premisas para este año en que el tigre confiará en la verdad interior, en reformular su existencia y mejorar las relaciones con el prójimo. El felino aceptará sus límites, sus puntos vulnerables, su plasticidad para escuchar consejos y llevarlos a cabo. Tiempo de compromisos más estables y duraderos; de reconciliación con colegas que dejaron marcas profundas en su memoria celular. El tigre volverá a practicar deporte, yoga, esgrima, pilates, fitness, y sobre todo el kamasutra, el tantra, y el tao del amor y del sexo.

Conejo:

El inicio del año del gallo de fuego, el 28 de enero del 2017, producirá cosquillas debajo de su tersa piel.

Con bombos y platillos estará llegando su opuesto complementario –el gallo– a prevenirles en voz alta, tenue, o por telepatía que durante su reinado deberán hacer buena letra, o al menos no confiar en sus poderes sobrenaturales para caer bien parados ante las pruebas, que para algunos serán de ciencia ficción o de hiperrealismo mágico.

El mundo está muy revuelto, hostil, inhumano para su exquisita sensibilidad; cada situación deberá ser estudiada con lupa, con el tercer ojo, con antena solar, lunar y eólica para que no caiga en trampas donde no aparecerán salvadores, mesías ni magos para sacarlos del hoyo donde cayó Alicia en el país de las maravillas.

El año del simio no fue fácil para tomar las riendas de su vida, y el gallo determinará con un gong si es posible reciclar situaciones difíciles, transmutarlas o dejarlas en moratoria hasta 2019, el año del chancho, su gran amigo. El i ching les dice que las cosas están por cambiar, a pesar de que continúen inmersos en una burbuja. Deben cuidarse y seguir adelante.

Ante un nuevo ciclo el conejo, que detesta los cambios abruptos, inesperados y precipitados, debe concentrarse en sus objetivos. A veces confía ciegamente en su buena suerte, estrella, patrocinadores y amigos, pero el año del gallo lo mandará a cursar materias previas, a pagar al contado impuestos, deudas afectivas y familiares.

Las oportunidades de solucionar el conflicto están esperándolo y es propicio que busque asesores, abogados y gente idónea para salir ileso de situaciones no resueltas a tiempo.

«No dejes para mañana lo que puedes hacer pasado mañana».

El último hexagrama del i ching marca un alerta meteorológico para salir bien preparado a la calle, en un vuelo hacia el exterior, cualquier situación en la cual deba atravesar un lago congelado y pueda, como el zorro, meter la cola. La sabiduría del signo se manifestará con cautela, prevención, imaginación y perfil bajo. El gallo puede brindarle el salto cuántico de su vida o dejarlo knock-out por un largo tiempo. Es recomendable que hagan constelaciones laborales y, ni hablar, familiares, genograma, yoga, reiki, técnicas de meditación dinámica, medicina núbica y ho’oponopono. El punto G del conejo es aceptar las pérdidas afectivas, los cambios en la relación con la pareja, padres, hermanos e hijos, y salir en busca de su propia tribu. Estará con cambios imprevisibles de humor; oscilará entre la euforia y la depresión y explotará en lugares inadecuados exigiendo atención. Su rebeldía podrá costarle despidos o malas recomendaciones en su ámbito. No enfrente al prójimo como un gallo de riña; sea diplomático y no confronte. Su suerte estará ligada a su astucia, tacto, refinamiento y, sobre todo, su sentido del humor. Su salud necesitará atención: más dieta equilibrada, encuentro con gente sabia, practicar el tao del amor y del sexo y muchas salidas con amigos que compartan sus penas y alegrías.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

 

Lectura recomendada  Los hombres machistas sufren más problemas mentales

Dragón:

Bienvenidos al inicio del año del gallo de fuego, el 28 de enero de 2017. El envión de su amigo, socio, cómplice y patrocinador –el mono– los ha llevado al umbral de un tiempo de aumento en cada situación de su vida.

A pesar de los estados up y down, de las pruebas reales y atormentadoras del simio, la vida los puso a prueba y pudieron atravesar desde el inframundo hasta el supramundo, y renacer como el ave fénix. Grandes cambios se concretarán durante el tiempo del aumento: mejoras en el sueldo, la calidad de vida, en las relaciones afectivas en las cuales será el médium para solucionar problemas en el zoo, en sociedades laborales y en los propios emprendimientos destinados a fines solidarios. El gallo adora al dragón, lo potencia, estimula e inspira: un ejemplo es la relación de John Lennon con Yoko Ono.

Encontrará al mejor interlocutor válido, consejero, amigo para que su vida esté contenida, no se desborde y pueda crecer holísticamente. El tiempo del aumento no es eterno; por eso se le recomienda que sepa administrarlo y que no abuse de su bonanza.

El dragón estará en el cenit de la escena. Será protagonista de cambios sistémicos en la comunidad de los hombres, y aportará grandes transformaciones con su lucidez, eficacia y trabajo. Las relaciones afectivas se consolidarán y hasta podrá decir: ¡¡sí, quiero!!

Traerá gallitos al mundo. Su imaginación volará alto: estará lleno de luz, magia, sentido del humor, y podrá diseñar el futuro con bases sólidas y a largo plazo. El punto G o de vulnerabilidad será la salud: tantos movimientos, cambios de hábitos, viajes de un extremo al otro del planeta estarán afectando su sistema nervioso, digestivo y respiratorio. Calma. Es recomendable que haga terapias alternativas que incluyan medicina china, ayurveda, reiki, yoga, y que practique el tao del amor y del sexo. El aumento traerá nuevos amigos, relaciones, dinero e ideas.

Serpiente:

La embestida simia fue tenaz, pero como siempre quedarán preparadas para el renacimiento, que es parte del eros-tánatos que conocen desde siempre. La verdad interior es un hexagrama que habla de la esencia del ser humano ante la adversidad. Es intenso, pues pone a prueba los valores éticos, morales, y las tentaciones que son la sal de la vida del ofidio.

La serpiente sabia capitalizó sus pecados mortales y capitales y pidió moratoria al Emperador de Jade; sabe que tendrá aún más de una vida en esta reencarnación y liberará karma cumpliendo con sus deberes. La enciende y estimula la posibilidad de reencontrarse con sus seres queridos, amigos, ex amores, nuevos candidatos.

Buscará asesores de imagen, viajará en busca de nuevos looks, cirugías, consejos para su salud holística, y podrá reinventarse. Nuevos estímulos la sorprenderán: maestros, guías espirituales, un premio, beca u oportunidad para viajar al exterior y comenzar una nueva vida o estudio serán motivos de regocijo. Hará valijas, buscará acompañantes o invitará a algún chamán a recorrer el Nilo, o los secretos de las rutas mayas abrirán su tercer ojo.

La serpiente sabe que el gallo la amparará y protegerá en situaciones ante la ley y la justicia. Aprenderá a relacionarse sin tanta soberbia y omnipotencia y conseguirá seducir con facilidad a quien se le cruce en su camino. La serpiente, que estaba stand by o sin ganas de reiniciar algún estudio, emprenderá su búsqueda y conseguirá lo que desee con éxito.

La familia la apoyará y reincidirá con relaciones que no pudo constelar, practicando el dharma. Su sex appeal, glamour, simpatía serán contagiosas; tendrá una lista de candidatos para elegir cuando sienta debajo de su piel un cosquilleo que creía que había desaparecido.

Tendrá que enfrentarse con su psiquis, conciencia, y dar fe de sus actos en la justicia. Los excesos de poder, los desvíos en su conducta son su sombra; tal vez pudo engañar a otros, pero no a sí misma. Sentirá que vuelven a confiar en usted; el talento, la audacia, el coraje y la visión para enfocar sus metas se delinearán como la ruta de Nazca desde el cielo y se deslizará con intuición, conciencia y optimismo durante el año de su compañero, amigo incondicional, que le marcará el tictac para que no llegue tarde a la cita más importante de su vida.

Caballo:

Al caballo le cuesta reconocer sus errores, zonas blindadas y oscuras, debilidades, empantanamientos, pérdidas, desvíos debido al descontrol de sus pasiones y sus consecuencias. Este mono «terminator» está dispuesto a purificar años luz en el equino que se siente intimidado en su trote y galope. «Perder es ganar, si se ofrenda con el corazón», aconseja el i ching. La sencillez será recompensada. Los mayas dirían «rebobinar el carretel del tiempo desde el origen». Algo que les cuesta tanto hacer y reconocer.

Deben recursar materias previas de años anteriores, esas que creyeron que esquivarían haciendo zapping, apelando a su carisma y su poder de seducción. «La merma, unida a la veracidad, lleva a una gran fortuna, sin tacha. Es útil emprender algo. Dos escudillas pequeñas pueden usarse para el sacrificio. La merma enseña a cultivar el carácter; muestra dificultades y, luego, lo fácil: así aleja el daño. El sabio reprime su cólera y limita sus impulsos».

El i ching también aconseja: Si al perder vas a ganar, por ganar vas a perder. Así me puedo moldear como el carácter al ser.

Aceptar que merma desde el eros, la economía, los amigos, el trabajo es difícil.

Pero si se comprende que esta etapa es transitoria para aceptar cuestiones del pasado no resueltas, épocas de vacas flacas y restricción en la economía, es muy saludable.

El caballo transitará con perfil bajo el año del gallo. Sabe que lo estará observando, juzgando, y aplaudiendo si es coherente con su palabra, acción y pensamiento. El tiempo es limitado para determinadas acciones, pero eficaz y muy próspero.

En la familia lo reclamarán: si siente que no puede solo busque ayuda, salga a trotar por el barrio o galope en la Patagonia hasta lograr cansarse, y dialogue con la Cruz del Sur.

Debe perdonarse su necedad juvenil o senil, despedirse de los trenes que pasaron por delante de usted y no los tomó y configurar un nuevo mapa existencial. En el vacío encontrará respuestas.

Deje por un tiempo el mundanal ruido, los medios, los autógrafos y haga un retiro espiritual en el monasterio. Dialogue con su sombra, adversarios, extranjeros y deje entrar nuevas melodías en su corazón. Su autoexilio será recompensado en el año del perro con creces y recordará el tiempo de la merma como un paréntesis necesario en su evolución.

Cabra:

Buenas noticias para las cabras: después de años de esfuerzos, brincos, saltitos y sustos, llega el progreso a vuestra vida. El gallo, su amigo y confidente, les brindará grandes oportunidades para que pisando la tierra con firmeza y la mirada hacia los Siete Cabritos avancen en sus proyectos a corto, mediano y largo plazo. La cabra sentirá que tiene alas en su piel, pues con viento a favor conseguirá recuperar los siete cuerpos que se evaporaron en la galaxia.

Estará divertida, alegre, con energía solar, lunar, eólica para reformular desde las pequeñas cosas de la vida hasta las más arriesgadas y audaces.

Durante este año, conseguirá sacudirse deudas, problemas y blindajes económicos y gozará de una pradera fértil en nuevas oportunidades. Su corazón latirá fuerte, un reencuentro con un gran amor o algún anónimo candidato que la espera hace tiempo la sorprenderá con regalos y declaraciones de amor que necesitaba en su alma romántica. El progreso es firme y seguro.

Sus convicciones son claras y tendrán eco en la comunidad de los hombres. Estará felizmente agasajada con becas, honores y premios. Podrá transformar situaciones traumáticas en un caudal creativo que fluirá como las cataratas del Iguazú. Su pareja la estimulará y le brindará apoyo para «el cruce de las grandes aguas». Podrá equilibrar el ocio creativo con compromisos laborales que le darán prestigio y nuevos amigos. En la familia habrá sinsabores. Tal vez deba acompañar durante un tiempo a algún familiar y ser parte de cambios sistémicos en el zoo. El progreso la encontrará llena de luz, energía, cambios de lugar para vivir renovando el feng shui de su casa y con ganas de comenzar un estudio, hobby o alguna laborterapia.

Mono:

Lectura recomendada  El Mar Aéreo

El gallo nos marcará el compás a pesar de nuestra rebeldía para recibir órdenes. Y aceptaremos que necesitamos un GPS, socio, amigo para bosquejar el nuevo tiempo.

El mono recuperará su fe en sí mismo, su fuerza de voluntad, la perseverancia para plasmar sus planes a corto, mediano y largo plazo. Retornarán las propuestas para ser líder, acompañar los procesos planetarios y sistémicos en la familia, la pareja, la sociedad y el país. Su buena actitud para resolver situaciones estancadas y conflictos con terceros a través de su diplomacia le dará un horizonte de eventos que será propicio para que pueda encauzarse a pesar de ciertos obstáculos que aparecerán en el camino. El año del gallo le servirá al mono para ordenar situaciones legales, karmas del pasado y para respirar un nuevo aire de libertad.

Sentirá que está dispuesto a ceder parte de su patrimonio para ayudar en la comunidad de los hombres. La creatividad que lleva en el ADN se expandirá y dará grandes oportunidades a quienes están a su lado. Resolverá con rapidez problemas en las empresas, en los medios de difusión, en la familia, que recurrirá a él para participar en sus inventos.

La lucidez del mono estará acentuada con el respaldo de nuevos socios, amigos y fundanautas.

En el amor tendrá que establecer treguas de paz para no derrochar chi, energía. No es aconsejable que abarque más de lo que puede; las lecciones del pasado deberán restringir su hipomanía o ambición de poder. La salud deberá ser atendida holísticamente. Recurra a la medicina naturista, el ayurveda, y sea constante, aunque le cueste. El mono sabe que puede empezar de nuevo como el primer hombre que se irguió, descendiendo del mono (teoría de Darwin). Pagó demasiado caro el aprendizaje de relaciones tóxicas, antisis-témicas y con personas que tocaron sus zonas vulnerables.

Gallo:

El caos del año simio los desestructuró desde la dermis a la epidermis, desde Ushuaia a La Quiaca, desde los cimientos del gallinero hasta la cúpula del campanario.

Algunos gallos previsores comenzaron a soñar con un nuevo lugar en el mundo, alejados de la pandemia de la locura, la inseguridad, los asaltos reales e imaginarios que alteraron su salud holísticamente. La improvisación no es la mejor amiga del gallo; sin embargo durante este año tendrán que adaptarse a lo imprevisible, sutil, inesperado, que será el tictac del aprendizaje hacia el orden sistémico en cada situación: reorganizar su familia, pues desde ese centro vital podrá proyectar lo demás. Al fin se animó a soltar el control remoto de la vida del zoo, de sus socios, de sus amigos, del grupo de arte, filosofía y artesanía.

Tal vez la partida repentina de algún familiar lo trastoque emocio-nalmente; sentirá un vacío, agujero interior que le despertará emociones diversas y deberá estar atento a no caer en depresión, adicciones o relaciones tóxicas que se aprovechen de su debilidad. Es recomendable asistir a constelaciones familiares, grupos de autoayuda, participar en redes solidarias, ONG, u organizar una escuela de vida con su experiencia.

El año tendrá diversas fases, similares a las lunares: arrancará con luna nueva, lleno de entusiasmo, proyectos, planes, mudanzas, viajes, nuevos empleos, y abarcará más de lo que puede; tendrá que delegar responsabilidades o abandonar las sociedades que lo desgasten con síntomas en su salud que podrían derivar en situaciones de mucha fragilidad. La familia será el gran conflicto del año. Su posición en el gallinero es clave para ordenar el árbol genealógico, una tarea que le fascina y la lleva en el ADN. Es recomendable que escuche sus voces interiores, medite, haga yoga, participe de grupos de paz y del cambio climático. Alejarse, recluirse o autoexiliarse no es recomendable. Sentirá ganas de explorar otras culturas, hacer intercambio estudiantil o visitar a un maestro en el extranjero. A veces, ante tanto ruido exterior, aparatos tecnológicos, el gallo olvida sincerarse consigo mismo.

En su año, será protagonista y testigo constante de sus acciones guiadas por su conciencia.

Aprenderá a despojarse de lo superfluo: desde los accesorios hasta el exceso de aparatos de consumo, «relaciones mochila» y prejuicios. Volverá a ser el pollo que en China admiran por su tesón, perseve-rancia, capacidad de trabajo, organización y confiabilidad.

Perro:

En el umbral del año del gallo, el perro se entrega fervientemente a seguir el tao (camino). Sabe que ha pasado fuertes sacudones durante el año del primate y en más de una ocasión volvió a la cucha con la cola entre las patas, sin un hueso y de mal humor.

Los tiempos cambiaron abruptamente, y como es conservador en sus costumbres y hábitos debió adaptarse a nuevas formas de convivencia en la comunidad de los hombres.

Tiempo de entregarse con el fervor «de una yegua» a los designios del tiempo y seguir a un consejero, líder, pareja, padre o socio en el emprendimiento de nuevas empresas.

Es un año en que el perro recuperará su voz, su talento, y brillará en la plaza del pueblo o en los escenarios del mundo.

Al fin podrá consolidar su vocación, su esfuerzo de tantos años en su oficio, creatividad e ideas revolucionarias que se verán plasmadas a corto plazo, pues el gallo valorará la perseverancia, el sentido común, la humildad y la paciencia que lo caracterizan. Es un tiempo muy positivo, benéfico, de gran expansión. Participará en grupos solidarios, ONG, ayuda a inmigrantes, comedores, planes de paz, ecología y medio ambiente con decisión de mando, gestión y altruismo. Su espíritu de libertad y justicia encontrará eco en nuevos amigos y discípulos.

Transmitirá con pasión su mensaje de ser puente entre mundos complementarios y fuente de inspiración para el nuevo paradigma.

Durante este año, el perro profundizará en las relaciones padre-hijo, esposa-esposo, maestro-discípulo y sentirá que tiene todo el permiso para ladrar sus verdades.

El año del gallo traerá algunas turbulencias en su vida afectiva; cambios de roles, cortocircuitos, desazón sexual y enfrentamientos por la distribución del tiempo dentro del hogar.

El perro está abierto, receptivo, atento a quien se acerca a su vida, a su cucha, y sobre todo a su corazón que estuvo a la deriva, golpeado por una tempestad de situaciones inevitables que lo desgarraron afectivamente.

Se prepara para estar en la vanguardia, abrir el tercer ojo, compartir el puchero y el alimento balanceado con el zoo, soltar amarras del pasado rumbo a un nuevo tiempo en el que sabe que debe estar sano holísticamente para llegar a su año, 2018, donde como todo el zoo en su ciclo deberá pagar peaje kármico.

Chancho:

El cerdo está bailando al ritmo de la zamba de mi esperanza, intentando sobrevivir con lo que es, puede y tiene para no ir al matadero y llegar íntegro al año del gallo.

Hará un revisionismo histórico de su existencia. Deberá aceptar sus errores, extirpar culpas y mantenerse sano desde lo físico, lo mental y lo espiritual. Es un año de alineación y balanceo para disfrutar a pleno los siguientes: el del perro y el propio.

El envión del año simio le trajo muchas oportunidades que podrá contemplar en su pradera, debajo de la parra, y con sus seres queridos. Podrá acondicionar su casa, mudarse, iniciar un nuevo oficio relacionado con sueños de la juventud que quedaron interrumpidos, y dejar que el revoloteo del gallo lo sorprenda a medida que pasan los días y los meses. Su corazón necesita masajes, emociones para latir fuerte nuevamente.

Estará entusiasmado por el feedback que recibirá en su carrera, profesión o simplemente en su labor como madre, padre, hermano y asistente social. Podrá complementarse con gente de distintas culturas y opiniones y los integrará sin prejuicios. Renacerán vínculos interrumpidos que lo dejaron con traumas, marcas y rencores. Brotarán del corazón, como un manantial, sentimientos altruistas y solidarios; integrará ayuda social en comedores, en dispensarios, en centros de ayuda para adictos.

El chancho sabe que necesita una tregua para recolocarse, reformular su tejido afectivo y vislumbrar un futuro para los tiempos que se avecinan.

El gallo lo pondrá más sociable, contará con asesores de imagen para mejorar su look, sus modales y su inserción en un mundo que está cambiando demasiado velozmente para su biorritmo y sensibilidad.

Descubrí más detalles y predicciones para cada signo en el nuevo libro de Ludovica Squirru Dari, “Horóscopo Chino 2017. Año del Gallo de Fuego”, de Ediciones Urano (www.edicionesuranoargentina.com)

[do_widget id=text-15]


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte

¡Comparte este contenido con tus amigos!