Un grupo internacional de científicos ha descubierto que  Júpiter es el más antiguo de los planetas del Sistema Solar. Por si esto fuera poco, el examen de algunos isótopos presentes en meteoritos sugiere que este gigante gaseoso es más veterano que el propio Sol; es decir, se formó antes que el Sol. El descubrimiento ha sido publicado en la revista Proceedings of The National Academy of Sciences (PNAS).

Para llegar a esta conclusión, los expertos, del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (EE. UU.) y del Institut für Planetologie de la Universidad de Münster (Alemania), observaron las concentraciones de isótopos de tungsteno y molibdeno en meteoritos ferrosos, descubriendo que los meteoritos estaban formados por dos depósitos nebulares genéticamente distintos que coexistieron pero que no llegaron a mezclarse durante los primeros millones de años tras la formación del sistema solar.

Según los expertos, la explicación más admisible a esta separación es la formación de Júpiter entre ambos depósitos. “Júpiter es el planeta más antiguo del sistema solar, y su núcleo sólido se formó mucho antes de que la nebulosa solar se disipara, consistente con el modelo de acreción del núcleo para la formación del planeta gigante”, explica Thomas Kruijer, líder del trabajo.

¿Por qué es importante este descubrimiento?

Júpiter es el planeta más masivo del sistema solar y su presencia tuvo un efecto inmenso sobre la dinámica del disco de acreción solar. Conocer cómo surgió Júpiter es clave para entender cómo evolucionó el sistema solar hacia su arquitectura actual. Aunque los modelos predicen que Júpiter se formó relativamente temprano, su formación nunca había sido fechada hasta ahora.

No tenemos muestras de Júpiter (en contraste con otros cuerpos como la Tierra, Marte, la Luna y los asteroides). En nuestro estudio, usamos las firmas isotópicas de meteoritos (que se derivan de asteroides) para inferir la edad de Júpiter”, comenta Kruijer. 

Así, gracias al análisis de los isótopos de meteoritos, los expertos demostraron que el núcleo sólido de Júpiter se formó solo un millón de años después del inicio de la historia de nuestro sistema solar, convirtiéndolo en el planeta más antiguo de todos (el Sol apenas era una protoestrella en ese momento).

El núcleo de Júpiter creció unas 20 masas terrestres en el primer millón de años, seguido por un crecimiento más prolongado de hasta 50 masas terrestres hasta 3-4 millones de años después de que el sistema solar se hubiera formado.

Lectura recomendada  Científicos habrían descubierto la verdadera razón por la que se extinguieron los dinosaurios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This