Las últimas fotografías muestran en la Antártida un chocante paisaje verde rodeado de icebergs. ¿Por qué motivo?, el cambio climático.

La vida vegetal en la Antártida se está abriendo camino a pasos agigantados y el motivo no es otro que el cambio climático, según concluye un equipo de científicos de la Universidad de Exeter (Reino Unido) en su estudio publicado en la revista Current Biology.

o cierto es que muy pocas plantas sobreviven en el continente helado pero los investigadores que estudian el musgo de la zona han encontrado un fuerte aumento en la actividad biológica en los últimos 50 años. Los expertos utilizaron para el estudio núcleos de bancos de musgo -excelentemente bien preservados en las condiciones frías de la Antártida- que se extienden por más de 640 kilómetros, seleccionando hasta cinco núcleos en tres localizaciones diferentes. Los científicos encontraron cambios biológicos significativos ocurridos en los últimos 50 años en toda la Península Antártica.

“Los aumentos de temperatura durante aproximadamente el último medio siglo en la Península Antártica han tenido un efecto dramático en los bancos de musgo que crecen en la región. Si esto continúa, y con cantidades crecientes de tierra libre de hielo y la continua disminución de los glaciares, la Península Antártica será un lugar mucho más verde en el futuro”, comenta Matt Amesbury, coautor del trabajo.

No es un suceso nuevo. El cambio climático en la Península Antártica está bien documentado: calentamiento, aumento de las precipitaciones, incremento de la fuerza del viento…

Lectura recomendada  Los caballos piden ayuda a los humanos

A pesar de que los registros meteorológicos comenzaron en su mayoría en la década de 1950, los registros biológicos conservados en núcleos de bancos de musgo nos pueden proporcionar un contexto a más largo plazo sobre el cambio climático.

Analizando los datos de los últimos 150 años se ha descubierto una evidencia clara, unos “puntos de cambio”, que coinciden con el aumento de la actividad biológica en el último medio siglo.

“La sensibilidad del crecimiento del musgo a los aumentos de la temperatura sugiere que los ecosistemas se alterarán rápidamente a causa del calentamiento, llevando a cambios importantes en la biología y el paisaje de esta región icónica“, vaticina Dan Charman, coautor del trabajo.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This