A veces sólo vemos a los personajes históricos o a los grandes hombres y mujeres de la historia como aquello que han dejado para la posteridad. Pero también tenían su vida repleta de cosas simples y comunes, como todos nosotros.

Los grandes descubrimientos y las cotidianidades se mezclan en la vidas de algunos, otros sólo tenemos de lo segundo.

En julio de 1898 los Curie publicaron un artículo en el que hablaban de un elemento que no se conocía hasta entonces, el polonio. El nombre, por cierto, es un homenaje a Polonia. Unos meses más tarde, a finales de año, los Curie anunciaron la existencia de otro elemento químico desconocido hasta entonces, el radio. Ambas cuestiones, grandes avances en el mundo de la química.

Lectura recomendada  Cosas que nunca deberías buscar en Google

Gracias a que se conservan las notas y escritos de Marie Curie, algunos de ellos aún radioactivos, podemos saber que ese mismo año la ganadora del Nobel apuntó los pasos que había llevado a cabo para hacer jalea de grosellas:

Tomé cuatro kilos de fruta y el mismo peso de azúcar cristalizado. Después de hervirlo todo durante diez minutos, pasé la mezcla por un cedazo bastante fino. Obtuve catorce frascos de jalea muy buena, no transparente, que “prendió” perfectamente.

Sigue a TUportalRTV Sigue a TUportalRTV Sigue a TUportalRTV

No se puede negar que esa receta está escrita y descrita como si fuera un experimento científico, y es que al fin y al cabo cada cual tiene su estilo de vida. La ciencia culinaria también era importante para Curie, por lo que parece.

Lectura recomendada  ¿Un vibrador con forma de berenjena?

Vía: Curistoria


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte

¡Comparte este contenido con tus amigos!