Después de los 40, la mayoría de las mujeres comienzan a sentir los síntomas de la llegada de la menopausia, una etapa de cambios emocionales y físicos que tiene que ser transitada de la mejor manera posible.

¿Cómo llevar una menopausia saludable y positiva?

Mantente activa

Procura hacer actividad física, nada de quedarse sedentario, ya que es uno de los mayores errores. Intenta ejercitarte, al menos, dos veces a la semana. Esto ayudará a mantener en buen estado tus músculos, articulaciones y huesos, así como a fortalecer tu sistema cardiorespiratorio. Entre los beneficios de la actividad física regular, valen destacar: mejorarás la flexibilidad, la circulación sanguínea, optimizarás la capacidad respiratoria y dormirás mejor.

No será necesario que concurras al gimnasio – aunque si prefieres, puedes hacerlo, claro – con caminar a un paso ligero o ir a una actividad como yoga o pilates estará bien.

Consume abundantes frutas y verduras

Recuerda que se aconseja consumir unas cinco raciones diarias de frutas y verduras, alimentos que aportan vitaminas, minerales y fibra, esenciales para una buena salud. Las frutas y verduras aportan además energía saludable, ayudan a ser más regular a la hora de ir al baño y a mantener el estómago satisfecho por más tiempo. Además, reducen el colesterol y favorecerán que te mantengas en un peso adecuado. Consume de todo tipo y color, y si bien puedes consumir hortalizas cocidas, no olvides tampoco de hacer unas porciones crudas y frescas, ya que es en la forma en que conservan mejor sus nutrientes y propiedades.

Lectura recomendada  Las mujeres pierden el interés por el sexo

Cuida el peso

A medida que se van cumpliendo años, más difícil se puede tornar el mantener un peso saludable. Será importante que en esta etapa de tu vida cuides tu peso, ya que las hormonas también pueden jugar en contra. Evita el sobrepeso a través de una alimentación equilibrada y sana, de una vida más activa y de mantenerse alejada del estrés y de malos hábitos como el cigarro y el alcohol. Si lo consideras necesario, concurre a un médico especialista para que te guíe con la mejor dieta y/o alimentación según tus necesidades y características.

Realiza los chequeos pertinentes

Ve al médico y realiza los estudios que se te indiquen: tanto los exámenes ginecológicos como los de otro tipo será necesario que los lleves a cabo para detectar a tiempo o descartar cualquier tipo de anormalidad. Ir al ginecólogo, al clínico y al cardiólogo será prioritario para poder atravesar esta etapa de la mejor manera posible, especialmente si hay antecedentes de enfermedades de este tipo en la familia.

Sigue a TUportalRTV Sigue a TUportalRTV Sigue a TUportalRTV

Deja cualquier mal hábito

Si fumas, quizá sea un excelente momento para dejar de hacerlo, o así también si te estás alimentando mal o abusando del café. Estos hábitos, aunque nocivos en cualquier momento de la vida, durante la menopausia agravan cualquier problema. Además, ten presente que el cigarrillo, la cafeína y el alcohol absorben el calcio que tus huesos necesitan para mantenerse sanos y fuertes. En el caso de la comida chatarra o comida rápida, ya se sabe que aumenta el colesterol y los triglicéridos, e incrementa el riesgo de sufrir enfermedad coronaria.

Lectura recomendada  Encontrarme con mi ex

Lleva una alimentación equilibrada

Aunque pueda parecer algo redundante, para mantener una buena salud, y sobre todo, ósea, será necesario que cuides tu alimentación. Entre los alimentos, no podrán faltar las espinacas, frijoles, almendras, lácteos desnatados o leches vegetales, huevos y aceite de oliva.

Descansa bien

Será importante también que respetes el descanso, en tiempo y forma. No dormir bien puede perjudicar tanto el sistema inmunitario como el nervioso, además de la coordinación, la concentración y el estado de ánimo. Si te está costando conciliar el sueño, entonces procura fijar un horario para acostarte y otro para levantarte, acondicionar la habitación y la cama de acuerdo a la época del año, no mirar televisión antes de acostarte y cenar al menos una hora y media antes.

Mantén una actitud positiva

Será importante aceptar esta nueva etapa y adaptarse a ella, manteniendo una actitud positiva y receptiva a los cambios. El final del ciclo menstrual no es sinónimo de que la vida se acaba, por lo contrario, sigue y con mucho más por hacer. intenta rodearte siempre de gente querida y disfruta. Sigue con tus amistades, tu pareja y con tus actividades de siempre.

Vía: Nosotras – Imagen: Mis Remedios


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte

¡Comparte este contenido con tus amigos!