Esto, que suena a ciencia ficción, es lo que Motorola ha patentado recientemente usando una tecnología llamada Polímero con Memoria de Forma. En este vídeo podrás ver cómo funciona este plástico que es capaz de transformarse usando temperaturas convencionales.

La idea es poner una capa de este polímero encima del digitalizador de la pantalla, el elemento sensible a los toques, para que cuando se rompa por un impacto exterior, pueda regenerarse.

Lectura recomendada  Nuevos socios para Twitter

Para ello podría usarse calor creado por el propio móvil gracias a la energía de su batería o por el usuario, simplemente poniendo la mano encima. Como se ve en el vídeo esa temperatura es más que suficiente.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This