Aquello que muchos han defendido y otras hemos cuestionado parece ser cierto: las mujeres con pareja estable pierden el interés por el sexo con el paso de los años.

Así lo demuestra un estudio psicológico canadiense. Y no, las hormonas y la edad no son las únicas culpables de la pérdida de deseo.

Hace poco hablábamos sobre la frecuencia de sexo perfecta para ser feliz y cómo la discrepancia en el deseo era motivo de conflictos, rupturas y, a veces, de infidelidad en parejas de largo recorrido.

La discrepancia en el deseo no supone el final de un relación amorosa, aunque suele despertar cierto malestar en ambos miembros, especialmente en el rechazado: ¿ya no te atraigo? ¿no eres feliz a mi lado? ¿se ha perdido la magia entre nosotros?

Magia… He aquí el quid de la cuestión. Algunos creen que el amor se reduce a un especie de hechizo que une a dos personas hasta el resto de sus días y lo cierto es que no es así: la conexión y pasión también requieren trabajo y dedicación. Pero no adelantemos acontecimientos.

Lectura recomendada  Cirugía plástica de pezones

Sigue a TUportalRTV Sigue a TUportalRTV Sigue a TUportalRTV

Sarah Murray y Robin Milhausen, sexólogos de la Universidad de Guelph (Canadá) evaluaron el deseo y satisfacción sexual en una población de 170 universitarios de ambos géneros con experiencia en relaciones de un mes a nueve años de duración. Tras la investigación concluyeron que, en general, los estudiantes se encontraban satisfechos con su vida sexual y de pareja; sin embargo, el deseo de las mujeres descendía en un 0,02% en cada medición mensual, mientras que el de los hombres se mantenía siempre estable.

No todo tiene que ver con las hormonas y la edad en el sexo

Aunque supone un hecho constatado que los niveles de testosterona (responsables de nuestra libido) descienden en la mujer a medida que vamos madurando, un cambio hormonal no es causa única y determinante de la disminución del deseo sexual femenino. Murray y Milhausen, al igual que la mayoría de los expertos en sexología, aseguran que nuestra sexualidad no se reduce a un mero mecanismo biológico; también los factores psicológicos y ambientales conforman el pilar donde se sustenta nuestra respuesta sexual y, por lo tanto, se encuentran intrínsecamente relacionados con la disminución del deseo.

Lectura recomendada  Consejos para que note tu inteligencia

Otra causa-efecto en el deseo sexual femenino es la visión que tiene la mujer respecto a la relación de pareja en el transcurso del tiempo. Según las conclusiones de Murray, aquellas mujeres que sueñan con vivir una eterna luna de miel con sus parejas suelen sentirse decepcionadas al descubrir una realidad muy diferente: la serenidad de las emociones y los sentimientos a media que pasan los años. Ese pequeño gran chasco afecta a su satisfacción y deseo. Por lo tanto, podemos concluir que enamorarse del amor también esconde sus riesgos.

Vía: Trendencias – Ana Cantarero


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte

¡Comparte este contenido con tus amigos!