Llegó una buena noticia en el mundo de la impresión 3D, de nuevo relacionada con la medicina.

El objetivo era sustituir parte de la caja torácica, incluyendo el esternón, a un paciente de 54 años que sufría un tumor canceroso que había crecido alrededor de su esternón. Los médicos tuvieron que eliminar esa parte de su esqueleto y pedir una placa de titanio personalizada, ya que la plana que se utiliza para reforzar la estructura de la caja torácica puede aflojarse y aumentar el riesgo de complicaciones.

Lectura recomendada  ¿Cuál orgasmo es más intenso, el femenino o masculino?
Lectura recomendada  Medicamento contra el cáncer sería el doble de efectivo que la quimioterapia

Procedimiento para el modelo 3D

Desde el Hospital de la Universidad de Salamanca se solicitó a la empresa Anatomics, en Australia, un implante de titanio personalizado. Se usó una tomografía computarizada de tórax en alta resolución y, con el modelo 3D, se desarrolló la pieza en una impresora Arcam capaz de usar titanio (usa un haz de electrones que funde el polvo de metal). El laboratorio responsable por la impresión fue Lab 22, en cuya web tienen más ejemplos de lo que son capaces de hacer, tanto trabajando con titanio como con otros metales, como el aluminio.

Ya han pasado dos semanas desde la cirugía, y el paciente ha sido dado de alta.

Vía: WWWhatsnew


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte

¡Comparte este contenido con tus amigos!