La tecnología continúa inmersa en su imparable avance con el único objetivo de facilitar lo máximo posible la vida de los usuarios. En productos como las televisiones o los smartphones es dónde más progresos estamos viendo en los últimos tiempos y parece ser que la tendencia a seguir son las pantallas curvas o flexibles.

Pero por mucho que imaginemos cuál será el siguiente dispositivo que se lanzará al mercado, la realidad siempre supera a la ficción y así lo ha demostrado LG. La compañía ha aprovechado la tecnología OLED para desarrollar un televisor que podemos pegar a la pared como si se tratase de un simple imán o pegatina.

Televisión pegada a la pared

LG se ha puesto a la cabeza como investigador de este tecnología OLED flexible aunque son cada vez más las marcas que están apostando por recurrir a estos avances en las pantallas de sus dispositivos, especialmente en el mundo de la televisión.

Lectura recomendada  Una App para test de fertilidad masculina

Sony, Samsung (lanzará previsiblemente en 2016 un teléfono completamente flexible) y el propio LG han mostrado ya los beneficios y el mundo de posibilidades que ofrece una pantalla flexible por lo que todo apunta que el futuro de smartphones, tabletas y televisores se mueva por estas lindes.

Con un tamaño de 55 pulgadas y un peso de 1,9 kilos, este televisor puede adherirse de forma sencilla a cualquier superficie gracias a un sistema de imanes. Con apenas 0,97 milímetros de espesor, se presenta como uno de los dispositivos más avanzados en este campo.

Vía: MD


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This