¿Quién no ha hecho alguna vez eso de ‘echarse una cabezadita viendo el documental de después de comer’?. Ver vídeos de naturaleza, una solución fácil que relaja, libera el estrés y reduce la sensación de cansancio.

Pues resulta que, más allá de la anécdota, ver vídeos de naturaleza tiene un efecto relajante sobre tu cerebro y aumenta tu sensación de felicidad.

Desde hace años se conocen de sobra los efectos beneficiosos de estar en contacto con la naturaleza: un paseo por el campo, vivir cerca de una zona verde, escuchar el canto de los pájaros al salir de casa… te gusten más o menos las plantitas y los animales, seas más o menos urbanita, lo cierto es que los ambientes naturales nos relajan a todos, y son muchos los expertos los que los empiezan a recomendar como terapia para reducir el estrés y la ansiedad.

Dacher Keltner, psicólogo de la Universidad de California, quiso comprobar si estos beneficios de la naturaleza podrían ser aplicables en el mundo audiovisual: ¿se genera el mismo efecto relajante cuando vemos ese documental de después de comer?

Para averiguarlo, el investigador realizó una encuesta on line a más de 7.500 personas repartidas por lugares tan dispares como Estados Unidos, Reino Unido, India, Singapur, Australia y Sudáfrica. Los participantes tuvieron que contar cómo se sentían después de ver fragmentos de los siguientes programas: un capítulo de la popular serie de la BBC ‘Planeta Tierra’, una telenovela, un telediario, y un programa emocionalmente neutro.

Lectura recomendada  Este es el origen físico de la depresión

Los resultados revelaron que, en comparación con el resto de secuencias proyectadas, los vídeos de naturaleza potenciaron sentimientos de asombro, curiosidad y alegría, mientras que emociones como la ira, el estrés, la falta de energía y el cansancio se vieron reducidos.

“Los resultados también muestran que la gente joven de hoy en día está muy estresada, y que ver documentales sobre el mundo natural reduce su ansiedad. Esto sugiere que podríamos recurrir a nuevos tipos de contenidos en las redes sociales para tratar de encontrar la calma durante situaciones de alto estrés”, reflexiona Keltner.

Así que, ya sabes. La próxima vez que el ritmo cotidiano te desborde, take it easy: búscate un buen documental de animales, o quizás un vídeo del mar, y deja que la naturaleza te cure las heridas.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Shares
Share This